Transformation & Leadership
- Más allá de la “nueva normalidad”
Mouse Scroll Icon
 
Es posible que no todos los líderes empresariales hayan comprendido realmente el extraordinario cambio que ha provocado la pandemia en la cultura corporativa. Los empleados se han replanteado sus valores y prioridades y ahora valoran mucho más las experiencias y el bienestar. Los líderes que no reconozcan esto y no logren involucrar a sus equipos, están destinados al fracaso. COVID ha creado un nuevo mundo y éste necesita una nueva clase de líderes.

Umesh Ramakrishnan
Chief Executive Officer – Kingsley Gate Partners

Presentación Del Estudio

Si en el segundo semestre de 2020, las expectativas de las empresas se centraban mayoritariamente en recuperar “la normalidad”, por ejemplo, en España, y según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), apenas un 20% de las empresas pensaba en poner en marcha acciones de transformación de su modelo de negocio. Hoy, el 81% de los 538 Directivos que ha participado en este estudio afirma que la transformación de sus modelos de negocio y de sus sectores “ya está en marcha”. Transformación que supondrá enormes retos para las organizaciones y sus líderes, y para la que la mayoría de las empresas consultadas piensan que no están culturalmente preparadas.


Según McKinsey1, las organizaciones mejor preparadas para afrontar el futuro comparten tres características:
Saben quiénes son y para qué existen
Operan bajo criterios de agilidad y simplicidad
Crecen a través de su capacidad para aprender, innovar y aprovechar las mejores ideas.


Sabemos que la transformación es inexorable y que sólo sobrevivirán aquellas organizaciones que consigan adaptarse al nuevo entorno, emprendiendo con decisión y agilidad camino de la transformación de su modelo de negocio, de su cultura y de su modelo de liderazgo, y con ello, de su Propuesta de Valor para el Talento (PVT).


Coincidimos en afirmar que, en el actual contexto, la tecnología se convierte tanto en un factor de cambio como en un facilitador, mientras que la dimensión humana de la organización representa, esta vez de verdad, la gran ventaja competitiva, apoyada en un talento curioso, que aprende, que piensa por sí mismo, que crea y que decide. El momento de la verdad se concentra dentro del triángulo virtuoso “Cultura, Liderazgo y Talento”.


Desde Kingsley Gate Partners escuchamos a menudo a muchos altos directivos formularse las mismas preguntas: ¿Por qué no tengo los profesionales que necesito? ¿Por qué no quieren venir a mi compañía, por qué se van? ¿Por qué me cuesta tanto encontrar el talento que necesito? ¿Por qué los jóvenes son tan “volátiles”?


Para responder a estas preguntas decidimos realizar un amplio estudio orientado a desentrañar cómo estamos percibiendo la transformación que se produce en nuestros modelos de negocio, en la cultura, en el liderazgo y en la Propuesta de Valor para el Talento. Estamos convencidos de que cada uno de los más de 500 altos directivos consultados posee un conocimiento, consciente o intuido, que nos ha permitido construir un valioso diagnóstico del estado del arte en las dimensiones citadas.